¿Qué trabajo realizan los estudios jurídicos y notariales?



El cumplimiento de las leyes es vital, todos los ciudadanos de cualquier sociedad deben regirse por estas y cumplir así con sus deberes u obligaciones, adaptando todas sus acciones o actividades a las normas respectivas. También, todos deben apoyarse en las leyes con el objetivo de garantizar la defensa de sus derechos e intereses.

Parar todo esto, lo principal suele ser buscar las asistencias de un abogado, quienes es el profesional capacitado para ello. Al mismo tiempo, durante la realización de cualquier proceso jurídico, suele ser necesaria la obtención de ciertos documentos y allí es cuando se requiere del apoyo de un notario.

Ahora bien, para acceder a los servicios de estos profesionales, es vital acudir a los estudios jurídicos y notariales, cuyo trabajo no suele ser tan conocido en la mayoría de los casos, pues aunque se identifiquen las acciones de sus profesionales, se suelen desconocer sus tareas o su trabajo en general como organización.

Al respecto, los estudios jurídicos y notariales se dedican a ofrecer los respectivos servicios legales a través de sus equipos de profesionales, abogados y notarios, pero tienen un funcionamiento similar al de una empresa, pues se trata de una organización.

En este sentido, tienen un trabajo específico que llevar a cabo, un conjunto de tareas integrales para poder garantizar su correcto funcionamiento y el mejor nivel de calidad en sus servicios, este importante trabajo consiste en:

  • Establecer cuáles son los objetivos o metas como empresa, además de cada una de las acciones y estrategias que les permitirán llegar a ellos de la forma en la que esperan.
  • Administrar las tareas a realizar o el trabajo de manera equitativa, entre todas las áreas o equipos que forman parte del estudio, es decir los departamentos por ejemplo, pues además del panel de abogados y notarios, también intervienen otros integrantes cuya función es esencial.
  • Captar clientes a través del diseño de estrategias adecuadas, además de hacer lo necesario para su fidelización, todo estudio necesita mantener una cartera de clientes que le permita la estabilidad del estudio.
  • Brindar la mejor atención a los clientes del estudio, escuchar atentamente sus necesidades y solicitudes y proporcionarles soluciones de calidad a cada uno de sus casos.
  • Organizar reuniones o juntas convocando la participación de todos los juristas, para que puedan discutir y debatir sobre cada uno de los casos que atienden y así idear estrategias que les permitan llegar a posibles soluciones.
  • Buscar la garantía del trabajo en equipo, un escenario en donde se produzca el intercambio de experiencias, conocimiento, recursos y estrategias entre todos los abogados. 
  • Buscar siempre las mejoras profesionales de todos quienes se desempeñan dentro del estudio, brindándoles estrategias que puedan beneficiar su ejercicio.
  • Cuidar todos los asuntos relacionados con las finanzas, gestionar todos los recursos al respecto e invertir en beneficio del estudio.
  • Reconocer el valor del equipo de trabajo, es decir, las potencialidades de cada uno de los integrantes del equipo de trabajo, todos quienes hacen vida en el estudio, así como aplicar estrategias que permitan lograr la mejor motivación.
  • Trabajar por el mejor clima laboral, un ambiente de trabajo armónico, con relaciones de calidad entre todos, definidas por el respeto, el compañerismo y la solidaridad.
  • Garantizar el acceso a todos los documentos necesarios para los diferentes procesos jurídicos, así como el correcto desarrollo de todos los trámites necesarios, es decir, los servicios registrales, brindándole el carácter legal a un amplio conjunto de acciones.
  • Ofrecer toda la asesoría y ayuda necesaria para que los usuarios puedan realizar los respectivos registros y tramitar los aspectos legales que requieren.

Cabe destacar, todos los integrantes de los estudios jurídicos y notariales son piezas claves para su correcto funcionamiento, pes cada uno tiene un trabajo o conjunto de tareas que llevar a cabo. Sin embargo, quien tiene la principal responsabilidad de dirigir y coordinar todas las acciones es el conjunto de abogados socios, son quienes tienen la principal autoridad y deben velar por su ideal desarrollo.

Los demás miembro del equipo se desempeñan según su nivel de jerarquía, al respecto los abogados senior se encargan de atender los clientes que tienen los casos de mayor complejidad, buscando las mejores soluciones para cada uno de ellos.

Mientras que los abogados junior, se ocupan de casos más simples, pues ellos se encuentran en una etapa inicial en la que requieren la práctica para obtener experiencia en el campo de las leyes y mejorar sus habilidades y destrezas para su ejercicio profesional. Todos cumplen una función importante para el desarrollo de los estudios jurídicos y notariales.

Asimismo, destaca el papel del notario, quien también es un abogado con la correspondiente titulación en derecho, además de un tiempo prudencial habiendo ejercido la profesión como jurista específicamente junto a una conducta intachable garantizando el cumplimiento de las leyes y la aprobación previa de un conjunto de pruebas determinadas.

Es el notario quien se encarga de ofrecer específicamente las asistencias con respecto al área notarial, es decir los servicios registrales, ya que son un conjunto realmente amplio de acciones, las que requieren de documentación, puesto que todos los hechos deben quedar por escrito y registrados en los libros correspondientes designados para ello.

Por ejemplo, los servicios registrales son necesarios para realizar contratos, otorgamiento de testamentos cerrados y testamentos abiertos, firmas de carta poder y de documentos privados, trámites judiciales y administrativos y presentación, autorizaciones de administración separada de comunidad conyugal, capitulaciones matrimoniales, poderes, sucesiones y testamentos y autorizaciones de administración de bienes de menores e incapaces, venias para menores e incapaces.

También, actas de juntas de condominios, inmuebles, aperturas de libros de asambleas de propietarios, otorgamiento de sustituciones, renuncias y revocatorias, negocios jurídicos, establecimientos comerciales, otorgamiento de garantía civil o mercantil, hipotecas mobiliarias, compra y venta de autos, sociedades comerciales, sociedades y juntas directivas, entre muchos otros.

En resumen, el trabajo que realizan los estudios jurídicos y notariales es realmente amplio y complejo, tiene una importancia enorme pues garantiza el cumplimiento de los deberes, la defensa de los derechos y de esta manera, el respeto a las leyes.


Artículos relacionados


Publicado por el 27 May, 2019 | Publicar un comentario



Publicar un comentario

Debes estar identificado para publicar un comentario.

Destacados

Compartir en las Redes Sociales