Rellenos nórdicos para la primavera



¿Eres de los que creen que el relleno nórdico solo es para el invierno? Pues lo cierto es que no, puede utilizarse incluso durante todo el año. Esto es debido a que hay rellenos muy diferentes en el mercado y que no todos tienen las mismas cualidades, el mismo color, ni dan el mismo calor.

El material influye mucho a la hora de elegir un relleno cálido o más fresco. Las plumas, especialmente el plumón, es uno de los rellenos más cálidos. A mayor porcentaje de plumón, más cálido será el edredón. Los rellenos sintéticos serán más o menos cálidos en función de su calidad y de su gramaje, es decir, el peso que tienen de relleno por metro cuadrado. El gramaje es un elemento a tener en cuenta independientemente del tipo de material, en el siguiente punto entraremos en profundidad en el tema.

Para los rellenos nórdicos de primavera los materiales sintéticos suelen ser los más utilizados, aunque siempre deberían de tener un recubrimiento en algodón para darles suavidad en el tacto y una mayor transpirabilidad. Hay que elegir un relleno de poco gramaje que resulte ligero y que de un poco de calor para las noches que todavía son frescas, pero sin que resulte agobiante.

Nórdicos según su número de gramaje

Muchas marcas de edredones clasifican sus productos por número, generalmente acompañado de una calificación que hace que el cliente se pueda orientar mucho mejor sin tener que comprobar otros factores. Esta es la calificación más habitual:

Relleno I, o de verano.

Son rellenos muy frescos, extremadamente finos y ligeros. Realmente no van a dar mucho calor y se utilizan más bien para que la funda nórdica tenga un poco de forma.

Relleno II o de entretiempo.

Son los que se utilizan para la primavera y para el principio del otoño. Dan algo de calor, lo suficiente para cuando no hace frío pero refresca ligeramente por la noche agradeciéndose un poco de abrigo extra.

Relleno III o cálido.

Es, por lo general, el relleno perfecto para el invierno en casas en las que hay calefacción o en lugares en los que no hace mucho frío. Es cálido y agradable pero no está pensado para temperaturas excesivamente frías.

Relleno IV o muy cálido.

Es el más utilizado en viviendas en las que no hay calefacción o en lugares muy fríos en los que se necesita abrigo en la cama durante la noche. Es un relleno que ofrece mucho calor y que además, lo mantiene en el interior de la cama.

Relleno V o extremo.

Es un relleno que no siempre fabrican las marcas y que está pensado para lugares con temperaturas extremadamente frías, como por ejemplo estaciones de nieve o casas en la montaña.

Las fundas nórdicas más primaverales

Si te has decidido a utilizar tu edredón durante la primavera y quizás durante el verano puedes plantearte que de igual modo que vas a cambiar el relleno también puedes cambiar la funda nórdica. Así, podrás escoger un modelo que encaje mejor con lo que se espera de una habitación con aires primaverales.

Escoge una funda con motivos florales, por ejemplo, y tu habitación se verá colorida y muy primaveral. Si tus cortinas son lisas, siempre puedes hacerlas combinar para no tener que cambiar nada más que la funda, pudiendo dejar las cortinas que tienes durante todo el año.

También puedes elegir una funda con mucho color, ya que los colores vivos e intensos son propios de esta estación del año y le darán a la habitación mucha luz y alegría. Los tonos flúor ya no están de moda, pero puedes apostar por los colores como el naranja, el amarillo o el dorado que recuerdan al sol y que son perfectos para esta época del año.

Fundas con tactos agradables

Las fundas nórdicas pueden hacer la función de una sábana si las compras finas y con un tacto agradable. Así, evitas tener el calor extra que da esta tela limitándote a tener sobre la cama la funda nórdica con el correspondiente relleno.

En estos casos, tendrás que lavar la funda nórdica con la frecuencia con la que lavarías tus sábanas de casa y no habría que poner nada extra, solo la sábana bajera que puedes comprar de forma independiente y que puedes comprar en alguno de los tonos de la funda para que todo quede más equilibrado.

Si quieres economizar todavía más en elementos en la cama puedes usar las fundas de cojín como almohadas, solo tienes que comprar un relleno que se adapte a la altura que te gusta usar para descansar mejor durante toda la noche.

Estas camas resultan así muy fáciles de hacer y son frescas y muy juveniles. Es una solución perfecta para las habitaciones de los más jóvenes de la casa, que podrán hacer la cama solos y muy rápidamente, quedando siempre bien hecha y bonita.


Artículos relacionados

  • Que reformar en un piso vacio
    Cualquier reforma que se quiera realizar en un piso, casa o directamente en un inmueble es completamente distinta en función de sus caracteríticas particulares de cada uno de ellos. Esta diferenc...
  • Cómo seleccionar la ropa de cama. Algunos tips para tener el dormitorio ideal
    Tener el dormitorio ideal o el dormitorio soñado puede ser más sencillo de lo que parece. Sucede que muchas veces vemos fotografías en revistas de diseño y advertimos que nuestro hogar no se pa...
  • Decoracion de Hogares
    Amueblar y decorar, da estilo al hogar Sea en propiedad o en alquiler, lo importante es que hagas de la vivienda “tu hogar”, para ello nada mejor que amueblar y decorar con tu estilo personal. La...
  • cómo planificar las habitaciones
    Cuando vamos a realizar una reforma integral de nuestra vivienda, lo ideal es que contemos con un plano que en su día nos proporcionó la constructora, donde viene prácticamente todo bien detallado....
  • El CoCo, nueva app que detecta los alimentos más saludables del supermercado
    ¿Sabemos lo que realmente estamos comprando? ¿Son tan saludables los productos que se publicitan así? El CoCo, es una startup que nace de estas inquietudes con el objetivo de luchar para que haya m...

Publicado por el 14 Feb, 2019 | Publicar un comentario



Publicar un comentario

Debes estar identificado para publicar un comentario.

Destacados

Compartir en las Redes Sociales