Tipos de picaduras: conoce qué insecto te ha picado



Los rayos de sol te despiertan hacia un día soleado, por fin tenemos aquí el buen tiempo, retiras las sábanas que cubren tu cuerpo y… ¡sorpresa!, tienes una marca rojiza sobre tu piel, que además de antiestética, te produce bastante picor. En ese momento, llega la incertidumbre… ¿estás seguro del tipo de insecto que te ha picado? ¿Es solo un mosquito, o parece más serio de lo que crees? A veces, distinguir entre un insecto u otro no es nada fácil… Por eso, si quieres saber cómo distinguir entre los distintos tipos de picaduras que existen… ¡Sigue leyendo!

¿cómo prevenir las picaduras?

Con la llegada del buen tiempo y de la primavera aparecen en nuestras casas los fastidiosos insectos, muchos de ellos atraídos por el polen de las flores, otros atraídos por el buen clima y el sol.

Es importante que identifiques el tipo de picadura que tienes en tu piel antes de tomar ninguna medida para paliar las molestias, ya que si desconoces el animal que te ha causa esa molestia, difícilmente contrarrestarás los efectos que provoque. Además, muchos de estos insectos pueden acarrear grandes problemas de salud para sus víctimas, puesto que son portadores de enfermedades contagiosas que se transmiten por la sangre.

Podríamos decir que existen personas más propensas que otras a las picaduras de insectos. Esto se debe directamente al tipo de sangre del individuo, que atrae con más facilidad.

También es importantísimo que en épocas críticas de existencias de mosquitos, como el verano, no emplees geles o colonias con aromas dulzones,  pues este tipo de olor atrae con más facilidad a los insectos.

Usa en tu hogar, en ti y en los tuyos cosméticos, ambientadores, colonias, velas y perfumes que repelan a los indeseados insectos. No es algo tan difícil. La mayor parte de los insectos se sienten molestos ante olores como la lavanda, el eucalipto, el romero, el vinagre, la canela… una combinación de estos aromas puede crear un buen ambientador para tu casa, que además te sirva para repeler a estos bichos. ¡Apuesta por estas fragancias!

Tipos de picaduras

A pesar de que la mayoría de las veces, las picaduras que nos encontramos por sorpresa de deben a los mosquitos, no debemos confiarnos, pues si se da el caso, pueden deberse a parásitos más serios como chinches o pulgas… que pondrían en peligro no solo a nosostros sino también a nuestros muebles y pertenencias.

A continuación veremos los distintos tipos de picaduras que existen:

La mayoría de las picaduras suelen ser debido a los mosquitos, ya sea el mosquito común o el temido mosquito tigre. Estas picaduras suelen aparecer en zonas del cuerpo más expuestas, son más comunes en la época del verano y además enrojecen y se inflaman poco, a no ser que el individuo afectado sea alérgico.

Las picaduras de las chinches son muy similares a las de las pulgas, por lo que nos puede resultar difícil diferenciarlas. También crean surcos de picaduras alineadas, solo que son más comunes en los tobillos y las piernas. Suelen aparecer en zonas con falta de higiene o recovecos de la casa que no limpiamos de forma asidua como colchones, bajos de sofás…

Las picaduras de pulgas son unas de las más temidas, debido a que se propagan con mucha facilidad, las picaduras se infectan rápido y escuecen, además aparecen mucho por la zona del vientre y son varias picaduras correlativas, como si fuese un herpes, por lo que resultan muy molestas para el paciente. Son más comunes en casas donde habitan perros y gatos, ya que son parásitos frecuentes en estos animales si no se mantiene unas buenas costumbres de higiene.

Las picaduras de abejas aparecen más en la época de la primavera. Se trata de picaduras muy molestas, que pican en una zona localizada que se ha expuesto al insecto. Suelen inflamarse mucho y provocan ardor en la zona. Pueden resultar ser muy peligrosas para las personas que sean alérgicas a sus componentes.

Las picaduras de garrapatas, aunque son más comunes en los animales como los perros, es cierto que aquellas personas que están expuestas a la vida en el campo pueden ser picados por esta especie de parásito. Son parásitos que se alimentan de la sangre de sus víctimas succionando, son de las picaduras de insectos más peligros, ya que si no las detectas de forma rápida puede llegar a ocasionar altas fiebres e infecciones. Además introducen su cabeza dentro de la piel, por lo que son complicadas de extraer sin dejar la cabeza del animal dentro. Un buen remedio es frotar la zona de manera suave con aceite para que poco a poco puedas extraer todos los restos del parásito.

Una vez hayas detectado el tipo de picadura, deberás aplicar los remedios necesarios para tratarla; pomadas, apósitos y remedios caseros como aloe vera o cremas naturales. Sin embargo, si la picadura no evoluciona bien, y pasan varios días, lo más sensato será acudir al médico para tratarla de la forma que corresponda.

Y tú, ¿Has sufrido alguna vez uno de estos tipos de picaduras? ¿sabes cómo prevenirlas?


Artículos relacionados


Publicado por el 19 abr, 2017 | Publicar un comentario



Publicar un comentario

Debes estar identificado para publicar un comentario.

Compartir en las Redes Sociales