Traducir o traducir todavía más, esa es la cuestión



Los traductores profesionales estamos seguros de que hoy en día nuestro oficio es más importante que nunca. Y no solo eso. Cada día somos más y más conscientes de que la demanda de servicios de traducción profesional (y no automática) no va a dejar de crecer en los próximos años. ¿Quieres saber por qué estamos tan convencidos? Pues nada, sigue leyendo y te lo contamos.

La creciente demanda de servicios de traducción

Como bien sabes, vivimos en un mundo globalizado. ¿Qué quiere decir eso? Que las antiguas fronteras culturales, reductos especiales y culturas autóctonas puras se han disuelto por obra y gracia de la red de redes Internet.

La sociedad globalizada, interconectada y ávida de contenidos crece día tras día. Pero esos ciudadanos y ciudadanas del mundo se encuentran con un problema real: el idioma.

Por mucho que el inglés se quiera posicionar como la lengua universal por excelencia,  la “Torre de Babel” en la que vivimos los seres humanos carece de un lenguaje global, de un único código lingüístico conocido por todos y que tienda puentes de entendimiento, conocimiento y difusión informativa.

En resumen: ¿Cuál es el problema? Que no todos hablamos el mismo idioma. ¿Cuál es la solución? Potenciar la figura de unos profesionales que casi siempre han permanecido en la sombra de los libros de historia: los traductores profesionales.

El traductor profesional titulado, cualificado y muchas veces especializado es esa pieza fundamental del puzle lingüístico que es la sociedad globalizada real y online del siglo XXI. Es esa persona que se ha preparado durante largos años para ofrecer unos servicios de traducción de alta calidad, unos servicios que se concretan en la traducción de páginas web, la traducción científica, la traducción médica… Diferentes contenidos formativos e informativos que cada día son más demandados por una sociedad plurilingüe con una creciente ansia de conocimiento real y veraz escrito en su lengua materna.

 

La creciente importancia de los traductores profesionales

La ausencia de un lenguaje universal único, la globalización y la disolución de fronteras y culturas ha hecho que aumente la necesidad de traducciones generalistas y especializadas. Pero… ¿Quién se va a ocupar de esa traducción turística, científica, médica…? ¿Los programitas automáticos de traducción online o los traductores profesionales humanos?

Nosotros apostamos por los seres humanos. ¿Te sorprende?

Si estás más o menos al día en cuanto a los avances tecnológicos que están surgiendo en torno al mundo de la traducción y la interpretación quizá te suene raro leer que nosotros – los traductores profesionales humanos-  veamos con tanto optimismo nuestro futuro profesional.

Por supuesto, no estamos ciegos; somos perfectamente conscientes de la avalancha de programitas, aplicaciones y páginas web que se dedican a “mal traducir” automáticamente textos web, artículos para prensa generalista y especializada, libros de medicina, manuales de instrucciones, etc. ¿Estos programas automáticos de traducción online terminarán con los traductores profesionales? ¿La agencia de traducción en Barcelona o la empresa de traducción en Madrid tendrán que cerrar sus puertas ante el avance de Google Translate y compañía?

Nosotros creemos que no y no es que seamos especialmente optimistas. Los traductores profesionales estamos convencidos de que una traducción oficial, una traducción médica, una traducción turística,  una traducción técnica, una traducción financiera, una traducción científica o una traducción de páginas web elaborada de principio a fin por un programa de traducción automática carece de la calidad que demanda la globalizada sociedad actual.

¿Por qué estamos tan convencidos de que una traducción profesional solo puede ser elaborada por seres humanos?  Por varias razones que te contamos en el siguiente apartado.

 

Traducción profesional: se necesitan seres humanos

A ver si consigo resumir brevemente por qué una traducción profesional debe ser elaborada por un ser humano, por uno de esos traductores profesionales que ofrece sus servicios de traducción de forma autónoma o formando parte de una empresa de traducción.

Empecemos por el principio: ¿qué rasgos crees que tiene que tener una traducción oficial, una traducción técnica, una traducción médica, una traducción científica, etc.? Dicho en otras palabras: ¿Qué características debe tener una traducción profesional dirigida a un público general o especialista para cumplir los objetivos que pretende?

Desde nuestro punto de vista, para que una traducción profesional lo sea de verdad, debería garantizar al menos:

Rigor semántico, lingüístico, ortográfico, sintáctico y gramatical (corrección de estilo).

Adecuación a las costumbres idiomáticas y culturales del sujeto objeto de la traducción (localización).

Emoción. Hasta el más árido texto redactado por un ser humano contiene parte de su esencia, un rasgo emocional más o menos oculto que solo los traductores profesionales cualificados son capaces de detectar y, por supuesto, de trasladar eficazmente de un idioma a otro.

 

¿Los programas traducción online automática garantizan siempre estas tres claves que distinguen a una buena traducción profesional de una chapucera traducción aficionada? No te vamos a responder: simplemente haz la prueba.


Artículos relacionados


Publicado por el 29 sep, 2018 | Publicar un comentario



Publicar un comentario

Debes estar identificado para publicar un comentario.

Destacados

Compartir en las Redes Sociales