Urge una Ley de Aguas actualizada en México



La Asamblea General de las Naciones Unidas ha reconocido que el agua y el saneamiento es un derecho humano, a través de sus resoluciones ha exhortado a los estados a proporcionar recursos financieros, propiciar la capacitación y la transferencia de tecnología para ayudar a los países, en particular a los que están en vías de desarrollo a que tengan un suministro de agua potable y saneamiento saludable, limpio y accesible para toda su población.

Ante esta premisa la Organización de las Naciones Unidas envió recientemente a un relator a nuestro país para que pudiera avalar que este derecho humano estaba siendo respetado en México. Sin embargo, el representante de la organización se encontró con situaciones especiales que requieren la atención inmediata del gobierno mexicano.

Una de las observaciones del representante fue la necesidad de aprobar una Ley General de Aguas que se encuentre actualizada donde sea prioritario el consumo humano del recurso por encima de cualquier otro uso ya sea industrial, minero o energético y garantizar así su asequibilidad, calidad y disponibilidad.

Para la aprobación de esta nueva Ley General de Aguas se emitió una reforma constitucional en 2012, la cual obligaba al Congreso de la Unión a que emitiera dicha ley a más tardar un año después de su adopción, sin embargo, cinco años después, dicha ley aun no existe.

Otros de los puntos débiles que el relator señaló fue las cifras engañosas que presenta el gobierno, el cual asegura que el 94% de la población tiene acceso al agua potable y el 93% al saneamiento, aunque de acuerdo con sus observaciones estas cifras no son reales ya que las que realmente son considerablemente menores ya que existe una parte importante de la población para quienes estos servicios son muy escasos e incluso inaccesibles.

Lamentablemente este es sólo un caso de los muchos que ocurren en el país donde sólo se dan cifras para crear una buena imagen de desarrollo pero cuando se analizan las mismas es fácil percatarse que no tienen fundamentos. Y es que basta con acudir a alguna de las regiones más pobres del país para percatarse que no existe ningún tipo de acceso al agua.

El representante de la ONU aseguró que México enfrenta un grave problema de discriminación para con este derecho humano, donde los más afectados son los pueblos indígenas quienes viven en pobreza y situaciones de marginación y que no son tomados en cuenta como parte de la población mexicana violando sus derechos básicos. Se estima que en septiembre el relator comparta su informe con la Comisión de Derechos Humanos y que se pueda trabajar en dar solución a los problemas.

Piezas clave para la Ley General de Aguas
Sin duda la situación que el relator de la ONU encontró no es para nada favorable para México, sin embargo, hay que destacar que desde el inicio de las discusiones de la nueva Ley General de Aguas, hubo importantes personajes que siempre estuvieron apoyando su actualización y destacando la necesidad y urgencia de su creación. Tal es el caso de Alejandro Medina Mora, actual Director Jurídico de la Comisión Nacional del Agua (CONAGUA).

En esta dependencia ha jugado un papel de gran importancia como impulsor en la creación de una “Ley General de Aguas” para México, el abogado mexicano siempre se mostró a favor del diálogo y el debate para resolver los grandes retos que implica el derecho humano al agua.

La ley, al igual que muchas otras tiene matices polémicos sobre todo en temas referentes al pago de los servicios del agua y su alcance, a lo cual Medina Mora siempre ha sido muy claro en diferenciar el precio del agua como elemento y el precio con el cual se tiene que brindar todo el servicio mismo para que llegue a todas las comunidades.

Durante las discusiones se llegaron a escuchar frases en torno a la privatización del agua, sin embargo, el directivo de Conagua siempre ha dejado claro que el agua en México no se privatiza, postura que le ha valido el reconocimiento de funcionarios, políticos y la misma ciudadanía.

Incluso Alejandro Medina Mora Nieto ha señalado que ante cualquier artículo que se quiera modificar para privatizar el agua sería un artículo inconstitucional y si se desea aprobar debería ser modificado previamente.

El directivo se ha mostrado respetuoso por el trabajo y tiempos de otras dependencias o instancias que también están involucradas con esta ley. Para el abogado se trata de un tema que debe resolverse en conjunto con el Congreso de la Unión para que México pueda contar con una buena legislación en la materia.

Para Medina Mora la creación de dicha ley debe fortalecer a los organismos encargados de prestar el servicio de abastecimiento de agua, además es básica para posicionar al país como un referente internacional en cuanto a la regulación de los recursos hídricos y el derecho al agua.


Artículos relacionados


Publicado por el 18 Jul, 2017 | Publicar un comentario



Publicar un comentario

Debes estar identificado para publicar un comentario.

Destacados

Compartir en las Redes Sociales