Viajes de aventura por Europa ¿Donde ir?



Viajar siempre ha sido una necesidad para buena parte de los seres humanos. Conocer nuevos destinos, nuevas culturas, nuevas gentes, nuevas formas de pensar, de hablar o de sentir. La curiosidad ha sido el motor de los mayores viajes de la historia de la humanidad y gracias a esos viajes hoy vivimos en un mundo global. Europa no es solo un continente pequeño, Europa con son 50 naciones es una entidad cultural y geográfica diferenciada a la par que uno de los lugares con mayor diversidad por metro cuadrado de todo el mundo. Europa es por lo general un destino para una gran variedad de tipos de turismo. Los tipos de turismo más habitualmente practicados en Europa son el turismo de tipo cultural, el turismo de sol y playa, el turismo rural y el turismo gastronómicos. Son todos diferentes tipos de turismos que contrastan unos con otros a la vez que se complementan. El turismo urbano de las grandes capitales Europeas, con un una marcada orientación cultural, donde las principales atracciones consisten en ver grandes monumentos, museos y obras de arte, asistir al teatro, etc. El turismo gastronómico, donde Francia y España son algunos de los destinos más cotizados, con decenas de restaurantes reconocidos internacionalmente por la exquisitez de sus platos. El turismo rural de las zonas montañosas y alejadas, como los Alpes, los Pirineos o La Selva Negra en Alemania, zonas mucho más comunes de lo que en principio puedan parecer. Y por supuesto el turismo de sol y playa a orillas del Mediterráneo tan cotizado en el sur del continente, con sus principales exponentes en España, Grecia o Italia.

 

Sin embargo dentro de la diversidad que caracteriza a Europa y atendiendo la gran variedad de tipos de turismo que podemos practicar, nos fijamos que pese a la disponibilidad de recursos, uno de los menos conocidos es el turismo de aventura. Con turismo de aventura nos referimos al turismo activo destinado a practicar deportes y actividades de mayor o menor riesgo en plena naturaleza salvaje. Existe una relativa extensa oferta para practicar este tipo de turismo, sin embargo en las zonas más frecuentadas y que se circunscriben a la zona de Europa occidental, los destinos suelen estar masificados de turistas. Uno de estos ejemplos son las rutas para practicar senderismo o trekking. Sin duda existen rutas de senderismo de una gran belleza en Europa occidental, con paisajes naturales excelentemente conservados, pero al igual que ocurre en los destinos de sol y playa, estos destinos también se encuentran masificados debido a la gran afluencia de turistas, contribuyendo de manera negativa a la calidad de la experiencia. Principalmente el tipo de turista interesado en este tipo de actividades, son turistas que disfrutan de la naturaleza y a los que no les gustan demasiado las grandes aglomeraciones de personas por lo que no es de extrañar que no se sientan del todo a gusto acudiendo a los circuitos tradicionales de turismo activo de Europa occidental.
Sin embargo no todo esta perdido. Europa cuenta con un as en la manga llamado “Europa del este”. Por cuestiones históricas el desarrollo turístico de la Europa del este ha sido menor y sus destinos son poco conocidos por el gran público. Este es el caso de los países balcánicos de los que por lo general tenemos una visión muy negativa, sobre todo derivada de las guerras de los balcanes que se produjeron en los años 90.

 

Los Balcanes comprende a todos los países ubicados en lo que se conoce como península de los Balcanes. Esto incluye a los países de la antigua Yugoslavia que estuvieron en guerra en los 90, pero también a otros como Bulgaria, parte de Grecia, parte de Turquía, parte de Rumania, o incluso una parte del norte de Italia.

 

En los países balcánicos encontraremos algunos de los mejores lugares del mundo para practicar turismo activo. Este es el caso de Bulgaria, debido a sus características es el lugar ideal, los motivos son variados, son destinos muy poco masificados de turistas, son países poco poblados cuya población además se concentra en las grandes ciudades, y cuentan con extenso territorio natural. En el caso de Bulgaria es un país eminentemente montañoso, recorrido centralmente por la cordillera de los Balcanes centrales y con un clima templado ideal para practicar turismo al aire libre sobre todo en otoño y primavera. En el caso concreto de Bulgaria cuenta con un 35% de territorio natural con algún nivel de protección, ya sea en forma de parque natural o parque nacional.

 

Otra de las ventajas con respecto a otros destinos, es el precio. En nivel de vida de estos países en más bajo que en Europa occidental por lo que viajar y disfrutar de unas vacaciones en los Balcanes será realmente económico.

 

Además, pese al escaso flujo de turista, cuenta con la infraestructura turística necesaria para poder llegar a los lugares donde practicar los distintos tipos de turismo activo en condiciones de seguridad. Para ello solo necesitaremos contratar nuestro viaje previamente con alguna agencia de viajes especializadas en este tipo de turismo y en este destino, como senderismoeuropa.com , agencia de viajes online, especializada en la organización de viajes de aventura por Europa, en concreto por la zona de los Balcanes. Si necesitaís más información siempre podéis visitar su blog donde podrás encontrar gran cantidad de información sobre estos


Artículos relacionados


Publicado por el 06 ago, 2018 | Publicar un comentario



Publicar un comentario

Debes estar identificado para publicar un comentario.

Destacados

Compartir en las Redes Sociales